Consejos si tu hijo quiere estudiar música

Si a tu hijo le gustaría empezar a estudiar música, este artículo te puede interesar
1.- A la hora de ayudar a un niño a escoger un instrumento, si es menor de 5 o 6 años seguramente el xilófono y el piano le va a resultar muy visual a la hora de entender la música, el violín le va a ayudar a afinar.

2.- Contacta con un profesor o una academia que pueda orientaros un poco en el camino de la elección de un instrumento, a veces incluso contemplan el préstamo de instrumentos.

3.- Contacta con familiares y amigos que podrían facilitarte un instrumento.

4.- Trabajarles la motivación y el sentirse identificados con su instrumento.

5.- Que escuche mucha música y si es en directo mejor, así podrá escoger mejor.

6.- La elección del instrumento no es algo inamovible, lo ideal es que te presten un instrumento para empezar y si te convence comprar uno propio.

7.- Es importante que el niño se sienta identificado con el sonido real del instrumento, quiero decir, no en una grabación, sino en persona, ya que puede no gustarle el timbre como para dedicarle horas de estudio.

8.- Valorar la regularidad de estudio, la vecindad, el espacio que requiere, el precio, la movilidad del instrumento…

dos-chicas-relajarse-tocando-la-guitarra-y-cantar-una-cancion_1150-4112

Los instrumentos de percusión normalmente requieren niños proactivos y les sirve para liberar energía. Perfecto para niños que tengan buena coordinación, sentido del ritmo y reflejos.

El piano y la guitarra ofrecen al niño cierta introversión puesto que seguramente pasarán muchas horas estudiando solos. Son instrumentos que ofrecen un sonido agradable de forma casi inmediata, sin embargo la dificultad que presenta el piano al leer dos claves distintas para melodías distintas requiere bastante dedicación. Es necesario valorar que la guitarra precisa de uñas fuertes y un niño que se muerda las uñas presentará siempre carencias de resultados.

Los instrumentos de viento madera tienen la ventaja de que con ellos se suele conseguir a medio plazo unos resultados musicales aceptables con un buen estudio previo, pero tienen el problema de que suelen depende un poco de las cañas (clarinete, oboe, fagot, saxo) y de una capacidad pulmonar considerable (flauta) que desde luego se mejora con ejercicios específicos que el profesor programe.

Los instrumentos de viento metal se tocan con tres dedos la mayoría (trompeta, trombón de pistones, tuba, trompa) y con vara (trombón de varas), lo cual requiere que el estudiante deba desarrollar sus labios y su capacidad respiratoria. Las ortodoncias suelen ser malos compañeros de viaje con estos instrumentos.

 

 

Cómo escoger un instrumento musical (II)

Una vez que nos hemos hecho estas preguntas podemos entrar a valorar otras cuestiones:

1.- Necesidades corporales
Para edades tempranas lo mejor (además de cantar) es escoger un instrumento que pueda soportar físicamente, hay veces que existe una familia de instrumentos más pequeños con los que poder empezar desde edades anteriores a los 8 años, como el violín, que los hay de diferentes tamaños adaptándose al crecimiento del niño. Podemos tener en cuenta también la estatura familiar y circunstancias tan elementales como si se muerde las uñas (la guitarra precisa de uñas) o si tenemos la intención de ponerle ortodoncia o aparato en los dientes (algo que resulta difícil de conjugar con algunos instrumentos de viento como la trompeta).  Sigue leyendo

Chopin (Parte 2)

Magnífico perfil de un compositor absolutamente único, Chopin

EL CALEIDOSCOPIO DE LA VIDA

Hijo de un maestro francés emigrado a Polonia, Chopin fue un niño prodigio que desde los seis años empezó a frecuentar los grandes salones de la aristocracia y la burguesía polacas, donde suscitó el asombro de los asistentes gracias a su sorprendente talento. De esa época datan también sus primeras incursiones en la composición.
En nuestro tiempo de “Increíble pero cierto” hablamos del músico polaco Chopin y descubrimos más curiosidades de él. ¿Nos acompañas?

Ver la entrada original 3 palabras más